Eliminar líquidos, drenar nuestra piel, reducir contorno, acabar con la grasa localizada, moldear y, además, beneficiar nuestra salud. Seguro que, si hubiera algo capaz de reunir todos estos atributos, no dudaríamos ni un solo momento en hacernos con ello. ¿Y si te decimos que la presoterapia te puede ayudar a conseguirlo? 

Esta es una de las técnicas estéticas de las que más tiempo lleva en el mercado y, a pesar de las continuas innovaciones, esta resiste por encima de las demás. Gracias a todos sus beneficios para nuestro aspecto, también ayuda a mejorar la salud y es por lo que la convierten en un indispensable de los centros médico-estéticos.

¿QUÉ ES LA PRESOTERAPIA?

Si aún eres de los que no has oído hablar sobre este tratamiento, la presoterapia es un tratamiento estético –y también tiene utilidades médicas- que consiste, como su propio nombre indica, en aplicar una presión muy controlada y de manera positiva para que nuestro cuerpo se estimule y la circulación se reactiva, obteniendo resultados beneficiosos, tanto para nuestra salud, como para nuestra figura y silueta.

Es decir que, gracias a esta fuerza que ejerce los diferentes y específicos aparatos destinados a este tratamiento podemos acabar y mejorar problemas estéticos que tanto nos preocupan a la mayoría de las mujeres, como la celulitis, y otros comunes a ambos sexos como la grasa persistente o la retención de líquidos.

Hoy en día, podemos decir que es uno de los tratamientos estéticos más completos del mercado y, pasen los años que pasen, siempre pueden ser una muy buena opción para realizarse solo o para acompañar cualquier láser o intervención en la que queramos acelerar el proceso y obtener mejores resultados, sin correr ningún tipo de riesgo.

UNO DE LOS TRATAMIENTOS MÁS SEGUROS

Gracias a su presión muy controlada y moderada, este tratamiento es uno de los más seguros, relajantes y placenteros del mercado. Aunque, sí que es cierto que hay ciertos colectivos que deben abstenerse a hacérselo o que deben consultar antes con los profesionales médico-estéticos del centro para poder prever y prevenir posibles riesgos. Algunos de los más comunes son:

  1. Problemas cardiovasculares
  2. Enfermedades de la piel y posibles infecciones
  3. Problemas hormonales, como el hipertiroidismo
  4. Enfermedades graves como el VIH o pacientes oncológicos

BENEFICIOS REALES EN NUESTRO FÍSICO

Es posible obtener múltiples beneficios de la presoterapia gracias al drenaje de los líquidos y de la grasa. Si tienes edemas por el cuerpo, este método puede proporcionar un gran alivio, además de la corrección alteraciones en el sistema circulatorio y la eliminación de la piel de naranja.

Este tratamiento estética favorece la oxigenación del cuerpo y disminuye la tensión sanguínea, a la vez que nutre las células del organismo, estimula la eliminación de toxinas de forma natural y proporciona una agradable sensación de bienestar. Por lo que sus ventajas no solo son estéticas que sino también afectan a la salud del organismo y del cuerpo.

Además, la presoterapia influye en la eliminación de problemas de varices, o incluso los linfoedemas en las piernas, brazos y también en el abdomen, mejorando al mismo tiempo la salud, elasticidad, firmeza de la piel y los músculos al llevar a cabo la oxigenación del tejido.

Los beneficios de la presoterapia no solo quedan ahí, sino que, además, ayuda a pacientes
que sufren trastornos del aparato digestivo, mejorando el tránsito intestinal y promueve el
alivio de muchas lesiones comunes causadas por el deporte.

Llamada Gratuita
WhatsApp chat