El proceso que sufren en muchos casos los enfermos de cáncer es muy duro tanto en lo físico como en lo psicológico. Y dentro del mismo proceso, uno de los asuntos que más inciden y preocupan al enfermo y a sus seres más cercanos es el de los dolores derivados de la enfermedad.

Ahora, según un estudio publicado hace unos días en la revista norteamericana JAMA Oncology, se ha sabido que la acupuntura y la acupresión son formas efectivas de aliviar el dolor asociado con el cáncer.

En estudios anteriores sobre el efecto de la acupuntura en el dolor por cáncer se habían han mostrado resultados inconsistentes, pero esta nueva investigación, obtenida de bases de datos biomédicas en idiomas inglés y chino, analizó ensayos clínicos aleatorios que comparaban la acupuntura y la acupresión con un control simulado, una terapia analgésica u otros métodos habituales para controlar el cáncer.

Los científicos han revelado que el análisis mostró que la acupuntura y la acupresión estaban “significativamente asociadas” con la reducción del dolor y la disminución del uso de analgésicos, aunque el nivel de evidencia, siendo válido, fue moderado.

Por ello, los investigadores recomiendan que se realicen ensayos más rigurosos para identificar los efectos sobre tipos específicos de cáncer, así como para integrar la acupuntura y la acupresión en la atención clínica para reducir el uso de opioides.

Según los responsables del estudio, si la acupuntura se convierte en un método más estándar de manejo del dolor, los pacientes tendrán menos probabilidades de necesitar opioides, o no requerirán dosis tan altas. Esto significaría que en los pacientes se disminuiría el potencial adictivo que provocan los opioides, reduciendo sus efectos secundarios, que tanto daño acaban causando en los enfermos.

Según otros miembros de la comunidad científica, el estudio puede tener un efecto masivo no solo en cómo se puede controlar el dolor, sino en lo efectivas que pueden ser otras formas de tratamiento. Así, si un paciente no tiene que usar medicamentos adicionales para el dolor, se reduciría la posibilidad de efectos secundarios o de adiciones. Algo especialmente importante durante el tratamiento del cáncer porque el paciente generalmente recibe altas dosis de quimioterapia u otros medicamentos fuertes. Encontrar formas de manipular los propios métodos de reducción del dolor del cuerpo evita sobrecargar el cuerpo. También se ha demostrado que la acupuntura reduce el estrés y las náuseas, que pueden ser muy beneficiosas durante el tratamiento del cáncer.

La acupuntura y la acupresión están fuera de la medicina convencional en la mayoría de los casos, a pesar de haber existido durante miles de años. Ambos tienen orígenes en China e India y ambos se convirtieron en productos básicos de la medicina tradicional china. Los acupunturistas usan agujas mientras que los practicantes de acupresión usan presión directa de sus dedos para manipular áreas de dolor o áreas relacionadas en el cuerpo, estimulando los músculos y aumentando el flujo sanguíneo y el oxígeno.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked*

    Llamada Gratuita
    WhatsApp chat