Algunas personas todavía se sorprenden de los efectos terapéuticos que puede tener la electricidad. Aplicada por profesionales y en la medida justa, la electroterapia puede aportar importantes beneficios en procesos de recuperación y rehabilitación de lesiones y de enfermedades, aunque sus efectos siempre serán mayores cuando estén combinados con otros tratamientos médicos o de fisioterapia.

Mediante la aplicación de pequeñas descargas eléctricas, y siempre controladas por profesionales, esta técnica estimula los músculos y los oxigena, por lo que contribuye a reducir el dolor de una zona que podamos tener dañada por una lesión. Además, tiene un efecto vasodilatador que actúa como anti-inflamatorio y por eso es una de las técnicas más eficientes en el caso de las contracturas musculares.

La electroterapia se usa, por tanto, en procesos de rehabilitación o de recuperación muscular.  Este tratamiento forma parte del programa de rehabilitación de Clínica Francisco Hinojosa, recomendado para rehabilitaciones reumáticas, post traumáticas o pre y post quirúrgicas y únicamente se aplica según prescripción facultativa. Se puede utilizar, además, para mejorar después de haber sufrido contusiones, esguinces o luxaciones.

Integrada en un programa de estas características, la electroterapia se suma a otras técnicas de fisioterapia o de talasoterapia, como hidromasaje, aplicación de lodos marinos o tonificación muscular. Es precisamente esta suma de técnicas la que logra los mayores beneficios a corto y a medio plazo.

Sin embargo, la electroterapia no está recomendada para todo el mundo y por eso es especialmente importante que solo se aplique por recomendación médica y bajo la estricta supervisión de un profesional especializado. Mujeres embarazadas, personas con marcapasos o con dolencias cardiacas no deben someterse a este tipo de tratamientos.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked*

    Llamada Gratuita
    WhatsApp chat